Subastas numismáticas

Las subastas numismáticas son una excelente oportunidad para conocer a otros aficionados al coleccionismo de monedas, billetes y sellos, así como comprar o invertir en monedas de gran interés y valor por un buen precio. En una subasta también puedes vender tus propias monedas y obtener grandes ganancias. Por supuesto, si eres nuevo en este tipo de dinámica comercial, debes conocer todo lo posible sobre ellas antes de entrar de lleno en este mundo, así protegerás tu inversión y te asegurarás de disfrutar la experiencia al máximo.

¿Qué es una Subasta y que debo hacer para participar en una?

Las subastas son el formato habitual y más extendido en el mundo para adquirir todo tipo de monedas, en especial, aquellas que son raras. Una subasta es un tipo de oferta en la cual se ofrecen lotes de monedas o billetes que serán vendidos a la puja vencedora. Para participar en una debes estar registrado en el sistema o inscrito como cliente y tu participación debe estar aprobada.

Las subastas pueden realizarse de manera online o de manera presencial. Sigue cuidadosamente los pasos para participar en ellas y estarás dentro de la dinámica.

Tipo de Subastas

Existen diferentes tipos de subastas a las cuales podemos asistir:

Subastas extraordinarias o presenciales

Son subastas celebradas en un lugar específico. Se presentan en catálogo impreso y puedes consultarlas por internet. Los lotes estarán formados por una o varias monedas, medallas y billetes, los cuales estarán fotografiados y descritos a la perfección.

Los lotes tendrán un precio mínimo de salida, por debajo de este no puedes pujar.

Subastas rápidas mensuales

Son subastas no presenciales, se rematan por internet, ya sea en vivo o mediante subasta electrónica. No cuentan con catálogo físico impreso, este solo se encontrará disponible en PDF.

Los lotes estarán formados por monedas, billetes o medallas. Como cualquier subasta, el lote tendrá un precio mínimo de salida.

Subasta rápida electrónica

Son subastas online en las cuales el cierre de la misma se especifica en un día y hora determinados y se cierra de manera electrónica todos los lotes a la vez. Si se da una puja de última hora, es posible que se extienda o prorrogue el cierre del lote.

Subasta por internet en vivo

Son subastas muy parecidas a las presenciales, pero se dan en salas virtuales. Los participantes siguen la transmisión en vivo y desde el momento en el que se publica se reciben pujas. Luego, el día y la hora indicados, se inicia en vivo la subasta por el primer lote. En las pujas se incluyen tanto las ya recibidas como las que se hacen en vivo. Las pujas se van cerrando conforme se van adjudicando los lotes.

¿Cómo funciona una subasta?

El funcionamiento de las subastas es sencillo. Se publica la venta de los lotes y estos son consultados por el catálogo PDF o físico según el tipo de subasta. Tan pronto se abre la subasta es posible empezar a pujar. Siempre ganará la puja que supere al resto, siempre siguiendo los incrementos pertinentes indicados en las subastas electrónicas o por el subastador presente en la sala.

Si se da un empate, gana la primera puja recibida, esto solo es válido para pujas electrónicas. En subastas presenciales siempre deberás superar las pujas previas para ganar el lote.

El subastador es quien regulará las adjudicaciones y se encargará de resolver discrepancias. Es él quien adjudicará el lote al pujador correspondiente. Si se trata de una subasta online, el cierre se dará en forma automática, se realizará una verificación al pujador y se llevará a cabo la adjudicación.

Después de la subasta, a la hora del cierre si es electrónica o al día siguiente si es presencial, se publicarán los resultados y se enviará la información necesaria a los ganadores, quienes, tras realizar el pago, podrán retirar sus lotes.

¿Cómo participar en subastas de lotes de monedas y billetes?

Las subastas numismáticas son atractivas para todos los coleccionistas de monedas, ya sean veteranos o novatos, participar en una o simplemente asistir a ella y contemplar los lotes, puede significar mucho y darte la experiencia que necesitas para avanzar en este pasatiempo. Por supuesto, para disfrutar de una subasta, primero debes saber cómo participar en una:

Debes enterarte de la subasta

Puede parecer algo tonto, pero es el paso en el que todos fallan. Por lo general nos enteramos de una subasta cuando ya ha ocurrido, a esto súmale que en España no se dan muchas subastas y que el mundo de la numismática parece en conflicto con el de la tecnología. Trata de visitar con frecuencia las páginas web de subastas con frecuencia y consulta en redes sociales o en círculos numismáticos, es necesario que expandas tus círculos sociales, de lo contrario difícilmente te enterarás de las subastas.

Una vez que te conviertes en un cliente frecuente de las casas de subastas, estas serán las que te enviarán la información sobre sus lotes al correo electrónico o a tu hogar.

Estudia las pujas

Este es el paso más complejo y al que más tiempo y atención debes dedicarlo. Tendrás que evaluar los lotes de la subasta para decidir cuál puede interesarte y cuánto estás dispuesto a pagar por él. Fijar un límite razonable impedirá que te dejes llevar por la emoción del momento y pagues dinero de más.

Ten presente que las casas de subastas cobran una carga por lote, por lo general ronda el 20% del precio total y por ende, buscan que este sea elevado. No te dejes llevar por la emoción al pujar y ten en cuenta esto a la hora de establecer tu presupuesto, ya que es probable que encuentres las mismas monedas del lote por un precio inferior.

Realiza la puja

Si ya has organizado tu presupuesto, pujar no es un problema. Llega a la subasta de los lotes que deseas con el dinero y empieza a pujar. Las pujas pueden hacerse en directo o en diferido.

Cuando se realiza una puja en diferido simplemente consiste en realizar una oferta antes que inicie la subasta. Esta puja quedará guardada y si es la más alta de entre las que se han realizado en diferido, se anunciará al momento de iniciar la subasta que tu puja es la actual a vencer. Si alguien logra superarla, perderás el lote, si nadie está dispuesto a superarla, te será adjudicado.

Si quieres realizar pujas en diferido debes de comunicarte con la casa de subastas. Tradicionalmente, era necesario enviar una relación de pujas por correo postal, hoy se utilizan aplicaciones y otros medios electrónicos con este objetivo.

Las casas de subasta Aureo, Vico Marti,Hervera, Soler y Llach y otras utilizan aplicaciones web donde puedes introducir tus relaciones de pujas. Otras casas, como Cayón, reciben pujas a través de la web SixBid o mediante correo electrónico, este último método también es utilizado por la casa de subastas Herrero.

Las pujas en vivo se realizaban tradicionalmente en una sala de subastas, para asistir no tienes que ser un especialista numismático, es un acto público al cual puede asistir cualquier persona, sin embargo, este tipo de subastas han migrado a la web. Es posible asistir a subastas en vivo en línea con sus propias particularidades dependiendo de la casa de subasta involucrada.

Comprueba bien los lotes y las subastas, recuerda que si cometes un error y te es adjudicado un lote, no puedes quejarte.

Estudia los remates de subasta

Después de uno o dos días de realizada la subasta, los precios de remate de estas son publicados. Revísalos y estúdialos, de esta manera podrás aprender sobre el mercado numismático y podrás tasar monedas y calcular su valor con facilidad; también podrás descubrir lotes que no fueron adjudicados y que pueden ser comprados por el primero que pague su precio de salida.

No creas que los lotes no adjudicados tienen malas monedas, pueden tener piezas de gran calidad, pero puede pasar que muchos numismáticos no estén interesados en ellas o no las necesiten para sus colecciones. Aprovecha, esta es una gran oportunidad para hacerte de piezas para tu colección.

Paga

No olvides pagar. Unos días después de terminada la subasta recibirás un email o un correo postal con la factura de los lotes adjudicados, total a pagar y cuenta bancaria a la cual transferirás el dinero. Paga y listo, en una semana o menos recibirás las monedas en tu hogar o podrás recogerlas personalmente en la casa de subastas.

No olvides indicar en el concepto de la transferencia el número de la factura, de esa forma podrás evitar posibles problemas.

¿Cómo vender en subastas de monedas?

Si tienes algunas monedas con valor numismático que deseas vender en subasta, pero no sabes cómo hacerlo, este apartado es para ti. Tenemos algunos consejos útiles que te ayudarán a vender tus monedas al mejor postor y con el máximo de ganancias posible.

Lo primero que debes saber es que método de venta por subastas ha evolucionado con el paso del tiempo y hoy en día es más sencillo acceder a él. Las subastas numismáticas no han parado de crecer, hoy en día la oferta es amplia y se ha convertido en el método de compra-venta favorito de los coleccionistas numismáticos.

Valor en las subastas

Es importante conocer el valor de nuestras monedas, esto es complicado si tenemos una colección en herencia de un familiar, en este caso podemos enfrentar dos situaciones, que nuestro familiar nos haya comunicado el valor o que no lo conozcamos, si esto último ocurre, es probable que la colección no tenga un gran valor económico y solo haya sido coleccionada por su valor histórico.

Sea como sea, lo mejor es realizar una consulta con profesionales, de esa forma podrás informar a la casa de subastas sobre su valor. Por lo general, las casas de subastas cuentan con profesionales encargados de esto, si demuestras interés en enviar tu colección con esta empresa, ellos se encargarán de ofrecerte toda la asesoría que necesites.

Recuerda que, con una subasta, la casa encargada ganará más dinero cuanto más valor pueda otorgar a tu lote de monedas.

Ventajas de las casas subastas de monedas antiguas

  • Las casas de subastas ofrecen un gran nivel de visibilidad a las monedas, mismo que no sería alcanzado con otros métodos de venta.
  • Las casas de subastas ofrecen un nivel elevado de confianza a los compradores, las monedas comercializadas por una casa de subasta han pasado por manos profesionales por lo que suelen ser seguras de comprar.
  • La competencia que se da entre los clientes puede hacer que el valor de tus monedas se incremente. El precio de remate de algunos lotes termina por ser superior al del precio de mercado.
  • Es un proceso fácil para cualquier vendedor, la casa de subastas la clasificará, graduará, fotografiará, publicitará y gestionará el pago final. Tu no tendrás que hacer nada.

Desventajas de las subastas de monedas

  • Suelen tener una comisión alta. Una casa de subastas importante cobrará una comisión de entre 5% y 20% sobre el precio del remate.
  • Es un sistema de ventas que solo servirá para monedas con un valor de mercado alto o para colecciones de una gran cantidad de monedas con valor medio. Las casas de subastas solicitan que la consigna mínima de tus monedas se encuentre en torno a $5,000.
  • El pago no es inmediato, puede tardar entre 15 y 60 días después de la subasta.
  • Puedes encontrar excepciones, por ejemplo, respecto a la comisión por venta. Si tienes una colección muy importante, la comisión por venta puede ser del 0% o negativa.

¿Qué casa de subastas numismáticas debes elegir?

La venta de lotes de monedas y billetes está marcada por diferentes decisiones. Una vez has decidido vender tus colecciones y has elegido el método de subasta, ahora toca elegir la casa de subastas a la cual confiarás su venta.

Por lo general, todas las casas de subastas son profesionales y muy serias. Están dirigidas por numismáticos conocidos y prestigiosos y cuentan con una gran fiabilidad. Puedes estar seguro al elegir cualquier casa de subastas, todas viven de su imagen.

Las casas de subastas más recomendadas y conocidas en España son:

  • Pliego.
  • Fau.
  • Aureo Calico.
  • Soler y Llach.
  • Subastas Vico.
  • Herrero.
  • Tauler.
  • Ibercoin.
  • Cayón.

Por supuesto, existen factores que pueden ayudarte a elegir una casa por encima de otra.

Elige la casa de subastas especializada en tu tipo de moneda antigua

Existen casas de subastas especializadas en series o colecciones concretas por lo que sus compradores prestarán especial atención a las subastas organizadas por ellos. Esto te permitirá llegar a los compradores correctos y obtener mejores beneficios.

Las categorías en las cuales se especializan suelen ser: lotes de monedas romanas, ibéricas, medievales, monedas de 2 euros y más.

¿Dónde subastar monedas antiguas en Europa?

Si tienes una colección de monedas internacionales o muy especializada en países específicos quizás debas considerar la opción de enviarla con una casa de subasta europea. Este tipo de colecciones tiene una cartera de clientes reducida, por lo que no está de más elegir una casa de subasta que apunte a este público objetivo:

Áureo & Calicó (España): es una gran opción para vender monedas peninsulares españolas. Debido a que España tuvo un pasado colonial, sus monedas son las segundas más coleccionadas del mundo, esto se debe a que muchos países la utilizaron como moneda nacional antes de lograr o afianzar su independencia.

Kuenker (Alemania): es una de las casas de subastas más grandes de Europa. Se especializa en vender monedas centroeuropeas de gran calidad.

Spink (Reino Unido): es una de las más grandes casas de subastas europeas. Fue fundada hace tres siglos y medio, por lo que tiene un gran nivel de experiencia. Comercia monedas británicas y monedas coloniales.

Varesi (Italia): es una gran casa de subasta, pero está mucho más especializada en su moneda local. Es una gran opción para subastar colecciones de monedas italianas.

Aunque todas estas casas son profesionales, existen muchas más que puedes considerar a la hora de elegir un lugar para vender tus monedas. Recuerda que todas son fiables, pero eres libre de realizar tu propia investigación.

Consejos antes de enviar tus monedas a una subasta

Debes tener en cuenta que el funcionamiento de una casa de subastas varía según sus diferentes protocolos. Esto quiere decir que algunos de los consejos que te brindamos son generales, pero no siempre pueden ser aplicables a todas las casas de subastas. Si tienes dudas, pide información a la casa de subasta de tu interés, todas son muy profesionales y te ayudarán de buen grado.

Para entrar en contacto con la casa de subastas es recomendable enviar un email. Escribe a varias casas de subastas y explícales tu interés por vender una colección de monedas en sus subastas. Deberías enviar un catálogo de tus monedas, incluyendo fotografías, en especial, de las más bonitas y valiosas.

Si están interesados, llama por teléfono. Mediante una llamada podrán infórmarte sobre diferentes puntos de interés como la comisión de venta, forma de envío de la colección y el plazo y la forma de pago.

Con el tiempo recibirás una catalogación de tu colección realizada por expertos, la graduación estimada de tus monedas y el precio de salida que le asignarán a los lotes. Por lo general, este llega a ser negociable y puedes hablarlo con la casa de subastas si no estás de acuerdo con el establecido.

Sin embargo, te aconsejamos confiar en los expertos y aceptar sus palabras, no olvides que ellos subirán el precio de venta al máximo para garantizar tus beneficios y los de los de la casa de subastas.

Preguntas frecuentes

A continuación, incluimos algunas de las preguntas más frecuentes que se realiza cualquier persona interesada en vender sus monedas en una casa de subasta o bien, participar en una venta:

¿Qué es un catálogo de la subasta?

Las casas de subastas imprimen un catálogo en el cual presentan los lotes a ofertar ya graduados y numerados. Este documento es enviado a los clientes habituales y a personas que hayan demostrado interés en determinadas monedas. Estos catálogos anuncian cuándo se abrirá la subasta para realizar pujas previas y cuando se dará una subasta en directo.

Hoy en día conviven catálogos físicos con catálogos digitales en formato PDF.

¿Cómo se realizan las pujas previas?

Las pujas previas son abiertas por las casas de subastas para recibir diferentes ofertas por los lotes. Este proceso se puede realizar de manera online o bien, de manera tradicional, por correo o llamadas telefónicas.

Las pujas previas se cierran un día antes de realizar la subasta y los lotes pasan a subasta en directo con un precio de salida igual a la puja más alta recibida durante la puja previa.

Muchas personas prefieren pujar de forma previa, mientras que otros lo hacen en directo, esto dependerá de tu estrategia.

Hoy en día, la mayoría de las casas de subastas cuentan con una aplicación web o móvil que permite realizar pujas en directo sin estar presentes en el lugar donde se realiza la subasta.

¿Qué es el precio de salida de una subasta?

El precio de salida es la cantidad mínima por la cual es posible vender la moneda. Cualquier precio por debajo de esta cantidad no es considerado en la subasta.

¿Qué es el precio de remate?

Es también conocido como el precio de remate, es el valor máximo que un comprador ofrece por la pieza. Es el precio de adjudicación y da fin a la subasta de la moneda.

¿Es posible que el precio de martillo sea similar al precio de salida?

Si. En las subastas de monedas el precio de salida puede llegar a ser similar al precio de martillo. Esto dependerá del interés que despierte un lote en específico entre los pujadores. Las subastas de monedas con muchas pujas pueden elevar el precio de remate por encima del precio de salida. Por el contrario, si no existen muchas pujas, el precio de martillo será parecido al de salida.

La estrategia definitiva para ganar monedas en subastas

En foros de numismáticas es posible encontrar muchas estrategias que nos pueden ayudar a comprar monedas en subastas por un buen precio. A continuación, te presentamos algunas de las más comunes:

Pujar nada más que la subasta ha sido publicada: este tipo de estrategia está basada en la creencia de que el primer pujador tendrá ventaja porque ante una igualdad en la puja, a él le será adjudicada la moneda.

Pujar en el último minuto: esta es una estrategia muy utilizada en eBay y ha sido reproducida en subastas tradicionales. Consiste en no pujar hasta el último momento, de esta forma los demás pujadores no podrán reaccionar a tiempo. También evitará que otros pujadores se animen con sus pujas y suban el precio, esto no suele ser muy realista, porque es posible que exista algún pujador con una gran velocidad de reacción que suba el precio al último minuto.

Pujar un euro más: muchos coleccionistas experimentados suelen pujar números redondos. Así mismo, las casas de subastas suelen subir el precio de las monedas en números redondos. Por esta razón, los pujadores suelen ofrecer pujas por un «euro más» por ejemplo, si alguien puja 120, quien aplica esta estrategia pujará 121 euros. De esta manera quedará por encima de la puja anterior, sin embargo, puedes encontrar a alguien que puje dos euros más. Es una estrategia conservadora que no sube en exceso el precio del lote.

Controlar la sala: para llevar a cabo esta estrategia es necesario sentarse al fondo de la sala, de esta forma no podrán ser vistos por el resto de los pujadores y pujaran contra quienes ellos consideran son expertos en ciertas series. De esta manera se aprovechan del conocimiento de estos, pues si el experto puja, quiere decir que la moneda o el lote lo valen.

Sin embargo, existe una única estrategia que es más efectiva que todas las anteriores y se resume en los siguientes puntos:

  1. Estudia cada moneda del lote.
  2. Busca asesoramiento, si es posible, habla con el directos de la casa de subasta para conocer su opinión sobre las monedas.
  3. Define tu estrategia de precios para cada moneda, define muy bien el precio máximo que estás dispuesto a pagar por cada una. Esto dependerá de si solo participarás por un lote o por varios, así que ten muy presente tu presupuesto.
  4. Puja en vivo teniendo presente tu precio establecido, no prestes atención a quién puja ni quien se lleva las monedas, diviértete.

Si sigues esta estrategia es probable que compres pocas o ninguna moneda si te encuentras con una subasta exitosa, es decir, una subasta donde las monedas salen por precios muy superiores a su verdadero valor. No te entristezcas, es preferible disfrutar una subasta que comprar una moneda varios miles de euros por encima de su valor real. Recuerda que, si quieres coleccionar monedas como una inversión a futuro, esto podría destruir por completo tus planes.

Ahora bien, si eres un coleccionista normal que busca piezas por placer, la estrategia a aplicar es mucho más simple:

  1. Estudia las monedas que deseas comprar en el mediano plazo.
  2. Si sale una subasta, marca en el catálogo las monedas que te interesan y el precio que pagarías por ellas.
  3. Puja por las monedas cuando lo desees, en subasta previa o en vivo, como te venga mejor. Ten presente siempre el precio que has establecido en el listado, pero no reveles tus cartas, si por una moneda estás dispuesto a pagar 150€, pero en la subasta aún van por 90, puja 100, con la comisión de la casa de subastas es probable que termine por valer unos 120 euros.

Casas de subastas

Las siguientes son casas de subastas que puedes considerar a la hora de realizar compras de monedas o bien, a la hora de vender tus ejemplares:

  • Subastas Ibercoin – NUMISMÁTICA

Ubicación: Madrid, España.

Teléfono de contacto: +34 915 48 07 99.

  • Cayón Numismática – Cayón Subastas

Ubicación: Madrid, España.

Teléfono de contacto: +34 913 08 23 10.

  • Tauler&Fau Subastas

Ubicación: Madrid, España.

Teléfono de contacto: +34 914 22 14 44.

  • Numismatica Pliego

Ubicación: Sevilla, España.

Teléfono de contacto: +34 954 56 25 33.

  • Jesús Vico S.A.

Ubicación: Madrid, España.

Teléfono de contacto: +34 915 77 30 65.

  • Aureo & Calicó

Ubicación: Barcelona, España.

Teléfono de contacto: +34 933 10 55 12.

  • Numismática Lavín

Ubicación: Bilbao, España.

Teléfono de contacto: +34 944 15 80 10.

  • Soler y Llach S.L.

Ubicación: Barcelona, España.

Teléfono de contacto: +34 932 01 87 33.

  • Martí Hervera, SL

Ubicación: Barcelona, España.

Teléfono de contacto: +34 933 01 62 87.

  • NUMISMATICA MONEDALIA.ES

Ubicación: Barcelona, España.

Teléfono de contacto: +34 931 74 48 43.

  • Segarra Numismatica

Ubicación: Madrid, España.

Teléfono de contacto: +34 913 66 42 72.

  • Jano Cayón

Ubicación: Madrid, España.

Teléfono de contacto: +34 913 08 23 10.

  • SUBASTAS SEVILLA Once Limado SL

Ubicación: Sevilla, España.

Teléfono de contacto: +34 954 56 41 05.

  • Continental Subastas Filatélicas S.L.

Ubicación: Barcelona, España.

Teléfono de contacto: +34 933 17 88 46.

  • Numismática Jesús Adame

Ubicación: Higuera de Vargas, España.

Teléfono de contacto: +34 603 78 30 68.

  • Filatelia – Numismática Ogando

Ubicación: León, España.

Teléfono de contacto: +34 987 23 39 13.

Consejos para el numismático principiante

Si eres un auténtico coleccionista y es tu primera vez organizando o creando una colección o bien, planeas dedicar más tiempo y dinero a este pasatiempo para convertirte en un profesional estos consejos pueden ser de gran utilidad:

  • Si no vas a comprar tus monedas en subastas y lo harás a un profesional, asegúrate que pertenezca a una asociación como: International Association of Professional Numismatists IAPN, Verband Der Deutschen Münzanhändler VDDM, Professional Numismatists Guild PNG o a la Asociación Española de Numismáticos Profesionales AENP.
  • Siempre exige y guarda tu factura de compra, esta puede servir como certificado y legitimar tu propiedad.
  • Construye o da forma a biblioteca y organiza en ella tu colección, tus facturas y monedas.
  • No guardes tus colecciones en lugares húmedos. El mejor lugar para tu biblioteca es un lugar aireado. Elige monetarios de madera secos y sin plásticos. Si vas a coleccionar billetes, evita piezas de plástico no neutro. Comprueba regularmente que los materiales donde almacenas tu colección, recuerda que estos se degradan con el tiempo y pueden dañar tu colección.
  • Considera un seguro y conserva siempre un álbum de fotos de tu colección.
Deja un comentario