Monedas de Oro españolas

La numismática de monedas de oro no solo es un pasatiempo, sino que también se relaciona con las inversiones en oro que podemos realizar para ahorrar o hacer crecer nuestro patrimonio con las conocidas monedas bullion.

Las personas han perdido la confianza en la inversión tradicional y se han plegado a la inversión en metales preciosos, en este caso puedes invertir en lingotes o en monedas de oro, siendo esto último lo más recomendable. Para realizar esta inversión debes de aplicar conocimientos numismáticos para evitar errores que te lleven a la pérdida de tu dinero.

Por supuesto, no todo es inversión en el mundo numismático, si solo piensas en las monedas como una colección y no como una inversión a futuro, este artículo también es para ti.

Índice de contenidos ocultar

¿Qué monedas de oro comprar?

En el caso de las monedas bullion debes tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Deben llevar muchos años en el mercado.
  • Deben tener la confianza de coleccionistas e inversores.
  • Deben estar garantizadas por países estables y desarrollados.

En el caso de la numismática aplican los mismos aspectos que para otras monedas:

  • Debes conocer muy bien la historia de la moneda, su tasa y su adjudicación.
  • Consulta con un experto la validez de la moneda.
  • Compra solo a vendedores de extrema confianza, las monedas de oro son muy valiosas, no solo por el metal que las compone, sino por su historia.

Ten presente que la gran mayoría de las monedas de oro acuñadas de 1850 en adelante son monedas bullion, es decir, solo valdrán su peso en oro.

Las monedas de oro de valor numismático también pueden terminar valiendo su peso en oro, esto dependerá siempre de su rareza y estado de conservación.

Ten presente que algunas monedas han sido colgadas en engarces, soldadas, limpiadas y maltratadas. Si ese es tu caso, quizás debas evaluar si vale más como oro que como moneda para una colección numismática.

Monedas de oro: ventajas e inconvenientes

Contar con monedas de oro bullion tiene las siguientes ventajas:

  • Son nuevas, sin circular, por lo que no tienes que preocuparte por su peso o estado de conservación. Se encuentran en Mint State (MS) y su valor estará ligado a su peso en oro.
  • Existe una alta demanda en el mercado, por lo que las cecas siempre buscan diseños de elevada calidad y precios competitivos para sacar su moneda al mercado.
  • Tienen diseños reconocibles en todo el mundo y existen muchos inversores y coleccionistas que las emplean como reserva personal de oro. Si quieres invertir son una buena opción y si necesitas vender, encontrarás un gran mercado de compradores.
  • El oro sube cuando otros bienes bajan, por lo que es tu mejor opción para estabilizar tus inversiones.

Desventajas de las monedas de oro bullion:

  • Solo son lingotes de oro con diseño atractivo, contrario a las monedas en numismática, no tienen una carga histórica.
  • Pueden llegar a ser más caras que monedas de oro no bullion o monedas de oro para numismática. Sí, algunas monedas antiguas de oro pueden ser mucho más económicas, todo dependerá de su estado de conservación y tirada.
  • Son fáciles de robar si no tomas en cuenta diferentes medidas de seguridad.
  • No generan dividendos o intereses de manera periódica, no funcionan como bonos o acciones.
  • Según la economía probablemente debas esperar años a que suban su valor.

¿Compro lingotes de oro o monedas de oro?

Los lingotes de oro poseen primas (ganancias para el vendedor) más bajas que las monedas, esto se debe a sus menores costos de fabricación. Esto también aplica para ellos, si buscas primas bajas es mejor comprar una barra de 1 kg que 10 barras de 100 g, ya que estas presentan un mayor costo de fabricación, pese a contener la misma cantidad de oro.

Lo mejor que puedes hacer es elegir monedas bullion con primas bajas, porque pese a que en comparación un lingote sea mucho más barato debido a sus primas, las monedas son más accesibles y se ajustan a todos los presupuestos.

Ten presente que la prima de una moneda es el precio que se cobra por encima del precio del mercado. En ella se incluyen la manipulación, embalaje, acuñación, transporte, seguros, márgenes de intermediarios y entrega. Por supuesto, no tienes que preocuparte, porque la competencia es tan elevada que es sencillo encontrar vendedores con primas realmente bajas.

Las monedas de oro y los lingotes pequeños son más flexibles a la hora de la venta y es que su precio reducido incrementa la cantidad de compradores potenciales. Además, si necesitas dinero puntual para una emergencia o quieres recuperar tu inversión en partes separadas puedes vender una o dos monedas del total que posees y listo. Con un lingote grande esto sería imposible, debes venderlo completo.

Tipos de monedas de oro por tamaño

Los tamaños de monedas de oro más populares son las onzas, pero ten presente que no es una onza común o 28,3 gramos, sino onzas Troy, que valen 31,1 gramos.

Los tamaños más populares, versátiles, fáciles de manejar y de vender son:

  • 1 onza.
  • 1/2 onza.
  • 1/4 onza.
  • 1/10 onza.

¿Es sencillo vender monedas de oro bullion a un buen precio?

Al contrario que monedas de oro de valor numismático, es sencillo conocer el valor de las monedas bullion, por lo que puedes venderlas a un precio justo y evitar estafas con relativa facilidad.

No olvides que también puedes venderlas a compradores de monedas de colección, en cuyo caso puedes dirigirte con un profesional que evaluará la pieza y te indicará su valor según su estado de conservación y calidad.

¿Por qué es mejor comprar monedas conmemorativas bullion diferentes?

Porque si la prima es pequeña y el precio por unidad es el mismo, siempre será mejor contar con diferentes monedas, de esa forma podrás diversificar mejor tu inversión y tendrás un mayor margen de acción y decisión a la hora de venderlas.

¿Cuánto cuesta una moneda de oro?

Los precios varían según la prima, por ejemplo, en el caso de las monedas de oro krugerrand, con una prima del 3,90% los precios pueden ser:

TamañoPrecio en USD
1 oz$1,500
1/2 oz$800
1/4 oz$400
1/10 oz$10

Si tienes un presupuesto más reducido siempre puedes considerar los soberanos británicos. Tienen monedas de 7,98 gramos de oro de 22 quilates y un precio de $330, son las elegidas de muchos inversores cuando están empezando.

Tipos de monedas de oro bullion

Si gustas de coleccionar monedas debes conocer los diferentes tipos de monedas bullion que existen. Puedes coleccionar series diferentes como pandas chinos, koalas, kookaburras y monedas de año lunar australianas. También puedes decantarte por una misma serie y diseño de moneda, variando solo el año, como las Maple Leaf canadienses, las Filarmónicas de Austria y las Golden Eagle americanas.

Algunas de las monedas más valoradas y famosas son:

Krugerrand de Sudáfrica

Fueron acuñadas por primera vez en el año 1967 en Germiston (Johannesburgo) para potenciar la exportación del oro sudafricano. Está compuesta por oro de 22 kilates.

Canadian Mapple Leaf

Es de las monedas más demandadas por quienes invierten en oro y fue emitida por primera vez en el año 1979. No contiene aleación alguna, su pureza es del 99,9% y está elaborada con oro de 24 quilates. Esto es garantizado por el gobierno canadiense.

American Eagle

Emitida por la Casa de la Moneda de USA contiene oro de 22 quilates y se presentan en diferentes tamaños. No es de oro puro, pero cuenta con un elevado potencial de revalorización para el mercado coleccionista.

Vienna Philharmonic

Es una moneda austriaca que se viene acuñando desde el año 1989 como homenaje a la orquesta Filarmónica de Viena. Está elaborada con oro de 24 quilates de máxima pureza. Es de las monedas más comercializadas en la UE.

Britannia

Fue la primera moneda de inversión europea y se acuñó en 1987 por la Royal Mint. Son muy populares porque están exentas del impuesto de ganancias de capital.

Kangaroo 2020 de Australia

Son un tributo del Gobierno de Australia al animal más característico de este país. Se acuñan en la ceca de Perth y han sido acuñadas desde el año 1986. Es de las monedas más reconocidas a nivel mundial.

Buffalo 2020 de Estados Unidos

Es una reacuñación de una conocida moneda de 5 centavos americanos producida entre los años 1913 y 1938. Es muy singular y hermosa, tiene una alta pureza y es una excelente opción para invertir en metales preciosos.

Serie Lunar, Rata 2020 de Australia

Este es un diseño elaborado por la ceca de Perth en Australia para variar el diseño de sus monedas de oro con uno conmemorativo del año nuevo chino. De esta manera rotan los animales del zodíaco asiático cada año. En el caso del 2020 tenemos a la rata.

Tiene un diseño muy atractivo, una gran calidad y una tirada muy baja, por lo que su potencial de revalorización es alto. Colecciones de 12 años y animales suelen venderse completas y tienen un valor mayor al del oro que contienen.

Una nueva serie iniciará con la rata en el 2020 y terminará en el 2031 con el año del cerdo.

Panda 2020 de China

Es una moneda de gran prestigio internacional y de gran potencial de revalorización. Es una moneda muy querida porque cuando fue emitida en los años 80 y 90 su tirada en formato de onza de plata fue realmente escasa.

¿Qué es mejor, monedas de oro antiguas o las monedas bullion?

Si quieres realizar una buena inversión no necesitas diferenciar entre piezas de monedas de oro antiguas y bullions, pues las primeras, aunque tengan poco valor en oro, sí que tienen un gran valor numismático.

Sin embargo, ambas inversiones requieren conocimientos diferentes y de una pequeña investigación, así como de consultar con expertos o establecimientos reconocidos.

¿Cómo comprar monedas de oro?

Comprar este tipo de monedas puede ser sencillo. Solo tienes que hablar con comerciantes de metales preciosos y solicitar la cantidad que deseas. No te preocupes, todos los años se producen monedas suficientes para satisfacer la demanda.

Debes tener presente que, si compras monedas bullion solo estás realizando una inversión en metal precioso, en el futuro estas monedas no tendrán valor numismático.

También puedes comprar monedas históricas con un precio muy similar a su valor en oro o plata. Esta es la mejor opción para quienes quieren coleccionar monedas antiguas con algo de valor en oro o para quien desea vender monedas de oro que le han sido heredadas. Aunque no lo creas, muchas monedas de 200 años de antigüedad pueden venderse como simple metal, pero para quien ama la historia tendrá un mayor valor.

Ten presente lo siguiente a la hora de comprar monedas de oro:

  • Estas monedas valen su peso en oro o plata y lo seguirán haciendo por muchos años. Nunca triplicarán o duplicarán su valor.
  • Adquirirlas puede resultar sencillo, pero es mucho más fácil comprar oro bullion. Las monedas históricas deben ser compradas a comerciantes de confianza y estos deben de buscarlas, no siempre tienen disponibles en sus inventarios.
  • Un comerciante te comprará monedas historias por su precio de metal y las comercializará un poco más caras para obtener ganancias, los precios suelen variar con las fluctuaciones del mercado.

Las monedas históricas de oro en conservación baja o media y que no son especialmente raras suelen valer su precio en metal. Solo aquellas monedas con cecas y fechas raras o conservadas a la perfección pueden tener un precio elevado.

¿Dónde comprar monedas de oro?

Puedes comprarlas en cualquier comercio dedicado a la venta de monedas de oro. Lo que debes de verificar es que el vendedor o la tienda estén vinculados a asociaciones o gremios profesionales ya que esto les obliga a seguir un estricto código ético y de conducta que te brindará confianza y tranquilidad a la hora de realizar tu inversión.

¿Cómo comprar monedas de oro online?

A la hora de comprar monedas de oro online debes asegurarte de realizar una buena inversión, por eso siempre debes comprobar lo siguiente:

  • El costo real de la onza de oro en el mercado.
  • La diferencia entre el valor del oro y el valor numismático que puede tener una moneda bullion.
  • La entrega de las monedas.

Precio del oro

Las monedas de oro se negocian con una prima sobre el peso real del oro. Esto se debe a que los gobiernos que acuñan este tipo de monedas cobran una tasa por su fabricación.

Muchos vendedores de monedas bullion de oro venden la onza Eagle con una prima de hasta el 5% sobre el valor del oro en el mercado, pero también pueden comprarla a sus clientes con un precio mucho menor al precio de venta.

Monedas de oro y monedas numismáticas

Debes distinguir las monedas de oro tipo bullion, cuyo valor fluctúa con el precio del oro en el mercado mundial, y las monedas de oro numismáticas, cuya rareza y estado de conservación determinan su valor por encima del oro que contienen. Muchas veces este valor por encima del peso del oro es muy superior a cualquier prima, incluso superando los miles y cientos de miles de euros.

En este caso, la pureza y el valor de la moneda es reconocido mundialmente, tiene gran demanda y puedes encontrar buenos precios.

¿Cómo saber si una moneda es de oro?

Existen muchos métodos caseros para comprobar si una moneda de oro, pero el método del limón es uno de los más efectivos y sencillos.

Vierte unas gotas de limón sobre la moneda y limpia con una tela blanca. Si la moneda no es de oro, ensuciará la tela, en cambio, si no la ensucia, el paño saldrá totalmente limpio.

¿Cómo vender monedas de oro?

Vender monedas de oro puede ser muy sencillo. Si te han heredado algunas monedas de oro o cuentas con algunas en tus ahorros y quieres venderlas, solo debes seguir los siguientes pasos:

¿Quieres vender?

Tienes que estar muy seguro de querer venderlas, después de todo, debes encontrar el mejor comprador para ellas, no deseas malvenderlas. Recuerda que una vez cerrado el trato o aceptado una oferta no podrás echarte hacia atrás, en especial a causa de comentarios de terceros que puedan influir sobre tu decisión.

El precio del oro suele estar marcado por el mercado internacional, los comerciantes suelen comprarlo a este precio menos un pequeño porcentaje, este será su margen de ganancia. Las ofertas entre diferentes comerciantes expertos no suelen variar ni en un 1%.

Tampoco te agobies pensando si en el futuro subirá o bajará el oro. Si no estás 100% seguro de vender, no lo hagas.

Realiza un inventario de lo que tienes

Esto puede ser tanto entretenido como frustrante. No te agobies buscando clasificaciones complejas o documentándote de más, cualquiera con un conocimiento básico puede hacer un inventario decente.

Agrupa tus monedas guiándote por su similitud, no te agobies con fechas, símbolos y cecas. El objetivo de este paso es construir una lista con las monedas que se tienen según su valor.

Si consideras que en esos grupos tienes monedas de gran valor, dedícales un instante a una clasificación más exhaustiva, quizás debas consultar con un experto, pero por lo general un comerciante serio te hará saber el valor exacto de tus monedas.

Define qué monedas tienen valor numismático

No busques precios en internet, puedes llegar a encontrar valores muy dispares que pueden llegar a confundirte si no conoces mucho sobre el tema. Tampoco insistas con comerciantes o expertos numismáticos, si bien existen estafadores, no son tan comunes como puedas creerlo.

Por lo general las monedas de oro heredadas no suelen tener gran valor numismático y pasan a ser tasadas como monedas bullion, es decir, solo valen el oro o la plata que las conforman. Lo que pesan es lo que valdrán.

Por lo general, las monedas de oro acuñadas de 1850 en adelante solo tienen valor como monedas bullion, si tienes monedas anteriores a esa fecha entonces pueden tener algún valor numismático.

Si tienes una moneda anterior a esa fecha y lamentablemente ha sufrido una soldadura, ha sido limpiada, maltratada o colgada en un engarce, solo valdrá como oro.

Este paso puedes utilizarlo para organizar tu inventario, en cada grupo de monedas que has organizado clasifica aquellas anteriores y posteriores a esa fecha.

Busca su valor

Una vez tienes agrupadas tus monedas puedes acudir a internet para consultar precios. Hazlo en las webs de comerciantes de oro y monedas si tienes monedas con valor en oro y monedas con valor numismático respectivamente. En el caso de las últimas verifica siempre las razones detrás de los precios elevados, por lo general es el estado de conservación, la ceca, la tirada y algunos detalles en especial.

En el caso de las monedas bullion ten presente que las comprarán al precio del oro en el mercado menos un 6% que es la ganancia del comerciante.

Consulta con comerciantes o expertos

Ya conoces el precio de tus monedas, cuáles tienes en tu poder y que deseas venderlas, ahora debes consultar con los comerciantes.

Si tus monedas tienen valor numismático debes consultar con numismáticos de confianza, existen muchos foros a los que puedes acudir para recibir recomendaciones.

Si solo tienes monedas bullion entonces debes tener presente lo siguiente:

  • Si el precio de tus monedas es menor a 500 euros lo mejor es venderlas en tu ciudad. Quizás no encuentres el 6% de beneficio del comerciante de oro y si un 10% de un comprador de oro común o de tienda de barrio, esto te evitará todos los gastos de logística que implica vender la moneda lejos de donde vives.
  • Si el precio se encuentra entre 500 y 50.000 euros lo mejor es vender tus monedas a comerciantes de oro reconocidos y serios. Si alguien te ofrece ese 6% menos y es una empresa seria, quédate con ellos, rara vez encontrarás a alguien que te ofrezca comprarlas por un 5% menos.
  • Si el precio supera los 50.000 euros probablemente debas decantarte por esas empresas que ofrecen quedarse solo con mítico 5% de beneficio, en este caso, luchar por ganar ese 1% extra vale la pena.

No te obsesiones con las estafas y engaños. Un comerciante serio no arriesgará su reputación de esa manera. Además, maneja millones de euros en monedas, no va a arriesgarse a perderlo todo por el valor de tus monedas. Ten presente que para ellos tus monedas son una inversión, por lo que si alguna de tus monedas tiene valor numismático te lo dirá y pagará más por ella.

Vende las monedas

Cuando ya hayan cerrado el precio y las condiciones solo debes llevarlo a la práctica. Está mal visto echarse para atrás.

Exige y firma un documento de compra y venta para que quede una constancia documental del origen del oro y del dinero, en especial se hablamos de mucho dinero.

Ten cuidado con los impuestos

Este paso se les olvida a muchas personas, pero debes tener mucho cuidado. Hacienda no será problema si las monedas solo valen algunos cientos de euros. Si las monedas valen decenas o cientos de miles debes de tener esto muy presente.

Todo es más sencillo si tienes factura de todas tus monedas porque solo debes pagar un 21% de la plusvalía, o menos si las monedas son recientes. Si son monedas heredadas esto es más complicado porque no cuentan con facturas o son monedas conservadas desde la época de tu tatarabuelo. Si es así, deberás pagar a Hacienda el 21% del importe total de la venta.

Por supuesto, este importe puede reducirse con un poco de ingeniería fiscal. Si vendes a una empresa seria esta puede brindarte asesoría en la materia. Si esperas recibir una gran cantidad de dinero, estás en tu derecho de pedir asesoramiento al comerciante, si no te lo ofrece, busca a alguien más.

Aléjate de los comerciantes que te ofrecen comprarte el oro con dinero negro para evadir el impuesto. No solo es ilegal, sino que puede traerte muchos problemas a futuro.

Monedas de oro antiguas de España

Las monedas de oro españolas antiguas son de las más valoradas y buscadas en las subastas de monedas en México, Europa y Norteamérica. Algunas de estas monedas pueden alcanzar precios muy elevados y suelen ser empleadas como piezas de colección o de ostentación para regalar a diplomáticos, reyes y más, esto se debe a que su calidad es elevada y su emisión era aprobada por el rey:

Centén de Felipe III

Es una moneda de oro de gran tamaño y equivalía 100 escudos. Contiene 339 gramos de oro. Fueron acuñados entre los reinados de Felipe III y Felipe IV.

Una moneda única y sin circular puede alcanzar el valor de 2 millones de euros. Si no son únicos pueden valer cerca de 1.500.000 euros.

Moneda de 20 excelentes de los Reyes Católicos

Los excelentes eran monedas de oro acuñadas durante el reinado de los Reyes Católicos. Fueron reemplazadas por los escudos. Son muy valoradas y pueden alcanzar precios muy elevados.

Si fueron acuñadas en Sevilla, tienen un estado de conservación EBC pueden valer hasta 600.000 euros. Si tienen un grado de conservación MBC+ pueden valer 300.000 €.

moneda 20 excelentes

Onzas de oro españolas

Así como los doblones y escudos, las onzas eran monedas españolas muy habituales en el comercio. Fueron acuñadas por primera vez en Lima en 1659.

Su peso legal es de 27,064 gramos y miden 36,5 mm de diámetro. Las onzas más valoradas fueron las utilizadas en México y que se conocen como galanas.

Una moneda única y sin circular puede valer 475.000 €. Si no son únicas pueden valer hasta 300.000 €.

Onzas de Segovia raras

Las onzas provenientes de la ceca de Segovia son muy valoradas por su belleza y calidad. En la imagen observas una pieza única sin circular del año 1611 cuyo valor alcanza los 300.000 €.

Onzas de oro de Luis I

Son de las monedas más buscadas por el poco tiempo que Luis I se mantuvo en el trono. Solo reinó durante el año 1724 y se acuñaron muy pocas onzas.

Su precio hoy en día es de 250.000 €.

Moneda de 100 pesetas de 1870

Son muy raras, solo se conocen 12 ejemplares de ellas, 6 se encuentran en manos privadas y los 6 restantes se encuentran en la Fábrica de Moneda y Timbre de España (FNMT).

25 pesetas de Alfonso XII 1876-1881

Las acuñadas entre 1876 y 1881 son monedas de oro muy comunes, pero aquellas acuñadas entre 1882 y 1886 son especialmente raras y caras. Es una excelente opción para adquirir oro con forma de monedas pequeñas, ya que solo pesan 8,06 gramos y cuentan con 900 milésimas de oro fino.

100 reales o 10 escudos 1850-1868

Fueron acuñadas en Madrid, Barcelona y Sevilla por orden de Isabel II. Algunas son muy comunes y si no se encuentran en excelente estado de conservación solo valen su peso en oro, como los 100 reales madrileños que puedes observar en la imagen:

2 escudos 1772-1833

Fueron monedas que circularon a finales del siglo XVIII y principios del XIX, se les conocía en España como doblones y eran aceptadas en cualquier parte del mundo. Puedes hacerte con una colección de estas monedas por prácticamente su peso en oro. Pesan 6,75 gramos con ley de 875 milésimas.

4 escudos 1772-1824

Son mucho más raras que las anteriores y menos coleccionadas. Puedes adquirir las acuñadas entre los años 1772 y 1824 por su peso en oro si el nivel de conservación es escaso.

Pesan 13,5 gramos y su ley es de 875 milésimas.

8 escudos 1772-1824

Son monedas coleccionadas a nivel internacional y se ofrece mucho dinero por ejemplares raros en buen estado de conservación. Algunas acuñadas a partir de 1772 fueron muy corrientes y en estado de baja conservación solo valen su peso en oro, si están bien conservadas puede que lleguen a valer el doble.

Pesa 27 gramos con una ley de 875 milésimas.

Deja un comentario